Servicios petroleros

Coiled tubing

Carburos Metálicos suministra grandes volúmenes de nitrógeno para coiled tubing utilizados en acondicionamientos, operaciones de perforación y fracking. Se realiza el tendido de una espiral de tubería flexible en el pozo y se envía nitrógeno hacia el fondo del agujero para estimular la producción, limpiar desechos y otras aplicaciones. A fecha de enero de 2011, la Intervention and Coiled Tubing Association informó de la existencia de 494 plataformas de coiled tubing en EE.UU., que prácticamente duplicaban el número de unidades existentes en 2005. Diversas fuentes estiman que EE.UU. consumió el 50% del mercado de coiled tubing durante el año pasado, lo que da lugar a un aumento de la demanda de nitrógeno para esta aplicación.

Podemos suministrar cantidades de nitrógeno tan bajas como 20.000-50.000 scf/trabajo para soplar gas en la espiral después del uso en el pozo o tan altas como 5-15 millones scf/trabajo para limpieza y estimulación del pozo.

El caudal de nitrógeno puede variar entre 350-3.000 scf/min. y la presión puede oscilar entre 1.000-10.000 psig.

Lea nuestro Informe de aplicación especial sobre "Nitrogen Fracs Can Decrease Water Use in Amenable Geologies", (Las fracturas con nitrógeno pueden reducir el uso de agua en geologías idóneas) que se publicó originalmente en CryoGas International.


Otras aplicaciones

Información de contacto

Nombre del productoDescripción/ventajasDescargas
Gases

Nitrógeno

El nitrógeno se utiliza habitualmente en el proceso de coil tubing de los yacimientos petrolíferos. El uso más popular del coil tubing es la circulación, o extracción de líquidos. Cuando un cabezal hidrostático inhibe el flujo de los fluidos de formación debido a su peso, el pozo se obtura . La solución más segura consiste en intentar hacer circular el fluido mediante nitrógeno para que salga. También se puede utilizar la circulación para extraer los residuos ligeros que puedan acumularse en el pozo.

El nitrógeno se utiliza habitualmente en el proceso de coil tubing de los yacimientos petrolíferos. El uso más popular del coil tubing es la circulación, o extracción de líquidos. Cuando un cabezal hidrostático inhibe el flujo de los fluidos de formación debido a su peso, el pozo se obtura . La solución más segura consiste en intentar hacer circular el fluido mediante nitrógeno para que salga. También se puede utilizar la circulación para extraer los residuos ligeros que puedan acumularse en el pozo.

X

Esta página utiliza cookies para almacenar información en su ordenador. Algunas son esenciales para el funcionamiento de nuestra página web; otras nos ayudan a entender mejor a nuestros usuarios. Con la mera navegación por esta web, usted acepta la instalación de estas cookies. Lea nuestro Aviso Legal para más información.

>Cerrar