Falsas creencias comunes sobre los peligros del uso del hidrógeno

La idea equivocada de que el hidrógeno no es seguro y es explosivo está basada en impresiones erróneas sobre la bomba de hidrógeno y en distintos accidentes que se han atribuido falsamente al hidrógeno, como la catástrofe del Hindenburg y los problemas del Apollo 13. A continuación, encontrará una breve descripción de lo que realmente ocurrió en esas situaciones:

La bomba de hidrógeno

Las bombas de hidrógeno (H2) se fabrican mediante la fusión atómica de H2, que genera un nivel muy alto de energía que les permite explotar. Esto no está en absoluto relacionado con la combustión de H2. Cuando el H2 se quema de forma química, se libera mucha menos energía y no se produce ninguna explosión. El H2 no explota si no se fusiona atómicamente.

La catástrofe del Hindenburg

El estudio llevado a cabo por Addison Bain, antiguo investigador de la NASA, y William D. Van Vorst, ingeniero químico de la Universidad de California, afirma que el dirigible Hindenburg comenzó a arder cuando una descarga eléctrica prendió fuego al recubrimiento altamente inflamable que cubría la capa exterior de algodón de la nave. El recubrimiento estaba hecho de partículas de aluminio y era muy inflamable. La forma en que la capa exterior estaba fijada a la estructura permitió que se acumulara en la superficie una gran carga electroestática, por lo que la capa acabó pasando la corriente eléctrica a la estructura.

Hydrogen Didn't Cause Hindenburg Fire, UCLA Engineer, Former NASA Researcher Find (El hidrógeno no causó el incendio del Hindenburg, descubren un ingeniero de la UCLA y un antiguo investigador de la NASA).
UCLA News.
Este documento ofrece una versión de la causa de la catástrofe del Hindenburg. Contiene citas de William D. Van Vorst, profesor emérito de Ingeniería Química de la UCLA, y de Addison Bain, exdirector del Hydrogen Programs Kennedy Space Center de la NASA, las personas que descubrieron la verdadera causa de la explosión.

El Apollo 13

El 11 de abril de 1970, la NASA lanzó la misión Apollo 13. Tras dos días de vuelo, se encendieron los ventiladores del depósito de oxígeno n.º 2 y se produjo un cortocircuito en su cableado que provocó un incendio. El incendio debilitó el depósito y explotaron los depósitos de oxígeno n.º 1 y n.º 2. La explosión no estaba relacionada con el combustible de hidrógeno ni con las pilas de combustible que abastecían a los cohetes.


Volver a Pilas de combustible

Ha ocurrido un error. Corrija los campos marcados.
To request a quote or for more information about Air Products, please fill out the form below, and an Air Products representative will contact you shortly.
Please use the form below to contact us.

¿Cómo podemos ayudarle?

  1. ¿Qué tipo de consulta?

X

Esta página utiliza cookies para almacenar información en su ordenador. Algunas son esenciales para el funcionamiento de nuestra página web; otras nos ayudan a entender mejor a nuestros usuarios. Con la mera navegación por esta web, usted acepta la instalación de estas cookies. Lea nuestro Aviso Legal para más información.

>Cerrar