Dióxido de carbono

Neutralización de pH

El sistema de neutralización con CO2 Halia® de Air Products puede utilizarse para controlar el pH de las aguas residuales y ofrece una alternativa a la utilización de ácidos minerales para reducir el pH del agua alcalina. El dióxido de carbono (CO2) es menos propenso a sobredosis que el ácido sulfúrico y otros ácidos minerales y es más seguro de manejar.

Información de contacto

Nombre del productoDescripción/ventajasDescargas

Dióxido de carbono

El dióxido de carbono es un gas ligeramente ácido, no inflamable, inodoro e incoloro. Se utiliza en procesos de tratamiento del agua y de las aguas residuales para el control del pH, así como en la remineralización del agua tratada mediante ósmosis inversa. El dióxido de carbono es un sustituto de los ácidos minerales para el control del pH, al ser menos susceptible de aplicación en dosis demasiado elevadas y más seguro de manipular. También se puede suministrar como líquido criogénico con un punto de ebullición de -57 °C.

El dióxido de carbono es un gas ligeramente ácido, no inflamable, inodoro e incoloro. Se utiliza en procesos de tratamiento del agua y de las aguas residuales para el control del pH, así como en la remineralización del agua tratada mediante ósmosis inversa. El dióxido de carbono es un sustituto de los ácidos minerales para el control del pH, al ser menos susceptible de aplicación en dosis demasiado elevadas y más seguro de manipular. También se puede suministrar como líquido criogénico con un punto de ebullición de -57 °C.

X

Esta página utiliza cookies para almacenar información en su ordenador. Algunas son esenciales para el funcionamiento de nuestra página web; otras nos ayudan a entender mejor a nuestros usuarios. Con la mera navegación por esta web, usted acepta la instalación de estas cookies. Lea nuestro Aviso Legal para más información.

>Cerrar