Gases de resonador

Son muchos los sectores que pueden beneficiarse de la gama de gases de resonador para soldadura y corte de Carburos Metálicos. Pueden aumentar la calidad, optimizar el rendimiento y reducir los costes. Nuestros equipos de expertos en aplicaciones de todo el mundo hacen uso del conocimiento que poseen de su sector y sus aplicaciones para ofrecerle un suministro de gases de resonador y una solución tecnológica que se adapten a sus necesidades específicas. El cuadro siguiente contiene información más detallada sobre nuestra gama de gases de resonador.

Información de contacto

Nombre del productoDescripción/ventajasDescargas

Dióxido de carbono

Los gases de resonador para láseres de CO2 suelen estar formados por una mezcla de helio, nitrógeno y dióxido de carbono. El dióxido de carbono (CO2) es el gas que se comporta de forma activa en la generación de la propia luz láser, es decir, en la radiación infrarroja. La radiación se crea por las transiciones entre diferentes niveles de energía vibracional en la molécula de dióxido de carbono. Teniendo esto en cuenta, sería posible hacer funcionar un láser de CO2 solo con dióxido de carbono como gas láser. No obstante, para poder alcanzar potencias muy altas en el láser, necesarias para el corte y la soldadura láser, se debe añadir nitrógeno y helio al gas láser.

Los gases de resonador para láseres de CO2 suelen estar formados por una mezcla de helio, nitrógeno y dióxido de carbono. El dióxido de carbono (CO2) es el gas que se comporta de forma activa en la generación de la propia luz láser, es decir, en la radiación infrarroja. La radiación se crea por las transiciones entre diferentes niveles de energía vibracional en la molécula de dióxido de carbono. Teniendo esto en cuenta, sería posible hacer funcionar un láser de CO2 solo con dióxido de carbono como gas láser. No obstante, para poder alcanzar potencias muy altas en el láser, necesarias para el corte y la soldadura láser, se debe añadir nitrógeno y helio al gas láser.

Helium (Helio)

Los gases de resonador para láseres de CO2 suelen estar formados por una mezcla de helio, nitrógeno y dióxido de carbono. Existe una serie de motivos por los que añadir helio a la mezcla de gases láser:
1. El helio ayuda a eliminar las moléculas de CO2 del nivel láser inferior mediante la aceleración de las transiciones de relajación.
2. El helio tiene una alta conductividad térmica. Esto contribuye a alejar el calor de la descarga eléctrica.
Se añade helio para que el láser alcance una mayor potencia.

Los gases de resonador para láseres de CO2 suelen estar formados por una mezcla de helio, nitrógeno y dióxido de carbono. Existe una serie de motivos por los que añadir helio a la mezcla de gases láser:
1. El helio ayuda a eliminar las moléculas de CO2 del nivel láser inferior mediante la aceleración de las transiciones de relajación.
2. El helio tiene una alta conductividad térmica. Esto contribuye a alejar el calor de la descarga eléctrica.
Se añade helio para que el láser alcance una mayor potencia.

Helium BIP®

Las impurezas en la mezcla de gases láser puede disminuir el rendimiento del láser de CO2 mediante la reducción de la potencia de salida, lo que puede desestabilizar la descarga eléctrica o aumentar el consumo de gases láser. La calidad de los gases láser no solo depende de la pureza en sí, sino del tipo de impureza que contengan y de los niveles de esta. Por tanto, es recomendable el uso de botellas BIP® para la prolongación de la vida útil de la caja de resonancia y de los espejos.

Las impurezas en la mezcla de gases láser puede disminuir el rendimiento del láser de CO2 mediante la reducción de la potencia de salida, lo que puede desestabilizar la descarga eléctrica o aumentar el consumo de gases láser. La calidad de los gases láser no solo depende de la pureza en sí, sino del tipo de impureza que contengan y de los niveles de esta. Por tanto, es recomendable el uso de botellas BIP® para la prolongación de la vida útil de la caja de resonancia y de los espejos.

Nitrógeno

Los gases de resonador para láseres de CO2 suelen estar formados por una mezcla de helio, nitrógeno y dióxido de carbono. Usando una descarga eléctrica, es muy fácil excitar una molécula de nitrógeno a su primer nivel de energía vibracional, el cual tiene casi la misma energía que el nivel superior del láser de CO2. La energía vibracional pasa de forma sencilla de N2 a CO2 mediante la colisión de las dos moléculas. Esto hace que sea mucho más sencillo excitar el nivel superior del láser de CO2 usando nitrógeno como intermediario que si solo se utilizara CO2. Se añade nitrógeno para que el láser alcance una mayor potencia.

Los gases de resonador para láseres de CO2 suelen estar formados por una mezcla de helio, nitrógeno y dióxido de carbono. Usando una descarga eléctrica, es muy fácil excitar una molécula de nitrógeno a su primer nivel de energía vibracional, el cual tiene casi la misma energía que el nivel superior del láser de CO2. La energía vibracional pasa de forma sencilla de N2 a CO2 mediante la colisión de las dos moléculas. Esto hace que sea mucho más sencillo excitar el nivel superior del láser de CO2 usando nitrógeno como intermediario que si solo se utilizara CO2. Se añade nitrógeno para que el láser alcance una mayor potencia.

Nitrógeno BIP®

Las impurezas en la mezcla de gases láser puede disminuir el rendimiento del láser de CO2 mediante la reducción de la potencia de salida, lo que puede desestabilizar la descarga eléctrica o aumentar el consumo de gases láser. La calidad de los gases láser no solo depende de la pureza en sí, sino del tipo de impureza que contengan y de los niveles de esta. Por tanto, es recomendable el uso de botellas BIP® para la prolongación de la vida útil de la caja de resonancia y de los espejos.

Las impurezas en la mezcla de gases láser puede disminuir el rendimiento del láser de CO2 mediante la reducción de la potencia de salida, lo que puede desestabilizar la descarga eléctrica o aumentar el consumo de gases láser. La calidad de los gases láser no solo depende de la pureza en sí, sino del tipo de impureza que contengan y de los niveles de esta. Por tanto, es recomendable el uso de botellas BIP® para la prolongación de la vida útil de la caja de resonancia y de los espejos.

X

Esta página utiliza cookies para almacenar información en su ordenador. Algunas son esenciales para el funcionamiento de nuestra página web; otras nos ayudan a entender mejor a nuestros usuarios. Con la mera navegación por esta web, usted acepta la instalación de estas cookies. Lea nuestro Aviso Legal para más información.

>Cerrar