Eficiencia y conservación de la energía

El consumo de energía es la variable más importante en el coste de nuestros procesos de producción. Realizamos un seguimiento y gestión cuidadosos de las adquisiciones de energía, y nuestros programas de conservación se centran en mejorar continuamente la eficiencia energética de nuestras plantas, especialmente en las instalaciones más grandes.

El consumo total de energía en nuestros negocios en 2020 fue de 48,2 teravatios hora (TWh), lo que representa una disminución del 5% respecto a 2019. Esta disminución fue resultado de menores cargas en planta, como resultado de la COVID-19. Nuestras ASU superaron su objetivo de eficiencia energética para 2020, logrando una mejora del 3,3% en la intensidad de la eficiencia energética. El progreso se logró mediante una mayor producción en instalaciones nuevas, más grandes y más eficientes, y cientos de proyectos de optimización de las instalaciones que implican cambios en los equipos y procesos de fabricación

* Los objetivos de intensidad se configuran como la proporción del valor del año de referencia (2020) (por ejemplo, en energía, emisiones o agua) con respecto a la producción del año dividida por la relación valor o producción del año de referencia (2015). Usar una proporción en lugar de valores absolutos permite que los resultados notificados no tengan dimensiones y protege los datos confidenciales de producción.

Las renovables nos dan energía

El incremento de nuestro uso de energías renovables es clave para avanzar hacia nuestro nuevo objetivo "Third by '30" de reducción de la intensidad de las emisiones de CO₂. En 2020, aumentamos las adquisición y la generación de energía renovable in situ.

Compramos electricidad renovable directamente a través de nuestros proveedores de energía o mediante certificados de energía renovable (REC), que vinculan nuestro consumo de energía a un activo específico que genera electricidad renovable. Por ejemplo, en 2020 firmamos un acuerdo a largo plazo para comprar la electricidad para una gran ASU en una nueva planta solar a gran escala en el suroeste de los EE. UU. También adquirimos electricidad renovable en el Reino Unido, y a través de las Garantías de Origen de las Energías Renovables (REGO), un tipo de REC.

En otras partes de Europa, las REC que demuestran que la electricidad que utilizamos proviene de fuentes renovables se denominan Garantías de Origen (GdO). Hemos adquirido electricidad cubierta por GdO en Francia y en nuestras plantas de producción de España. También nos hemos vinculado a The Energy Origin (TEO) de ENGIE, un enfoque de cadena de bloques que confirma el origen renovable de la electricidad que consumimos. Se trata de la primera cadena de bloques de energía renovable validada por un tercero independiente.

Además, hemos instalado paneles solares en plantas de todo el mundo para generar electricidad renovable para nuestras instalaciones. En general, el 24% de nuestras compras de electricidad en 2020 procedieron de fuentes renovables.