Animated loader dots14ComingSoonAnimated loader dots
Goma y plásticos

Moldeo por inyección o soplado

Nitrógeno a alta presión: la respuesta a las necesidades más exigentes

La producción de plástico se ve sometida cada vez a mayor presión para aumentar la calidad y reducir los costes de los productos. El moldeo por inyección asistido por gas (GAIM) es la respuesta a las dos necesidades, al reducir la cantidad de plástico utilizada, garantizando la calidad del producto y proporcionando un grosor más uniforme, con el objetivo de maximizar la eficiencia de tus procesos. También se puede utilizar nitrógeno líquido en lugar de aire frío en el proceso de moldeo por soplado, mejorando la calidad y la productividad. En algunos casos, se puede utilizar dióxido de carbono líquido para controlar la temperatura y enfriar los puntos calientes en el proceso de moldeo.