Animated loader dots14ComingSoonAnimated loader dots
Red and white wine

Soluciones para la producción de vino

Procesos de producción de vino optimizados, calidad y conservación del vino mejoradas

¿Sabías que desde la antigüedad se han usado gases para la producción de vino?

Hoy en día, se utilizan gases de grado alimentario, como el dióxido de azufre, dióxido de carbono, nitrógeno, oxígeno, argón, hielo seco y mezclas de gases en todo el proceso de producción y almacenamiento de vino.

Con décadas de experiencia en procesos enológicos, nuestros expertos pueden ayudarte a ver cómo nuestros gases de calidad alimentaria pueden ayudarte a optimizar tus procesos, mejorar la calidad de tu vino y mucho más. 

¿Cuáles son las ventajas de cada gas para la producción de vino?

Nitrógeno o argón

Elimina las reacciones de oxidación no deseadas, inhibe el crecimiento microbiológico durante el almacenamiento, puede ayudar a reducir el uso de SO₂ para la clarificación, puede facilitar el aplastamiento de la uva con menor rotura de las semillas y disminuir la absorción de los polifenoles de la piel de la uva, puede proporcionar una congelación superficial de la uva antes de ser triturada

CO₂ en estado gas 

Controla la perdida de CO₂ durante el procesamiento, reduce los tiempos de producción de vino tinto, evita el crecimiento de moho, obtiene vinos más afrutados, ligeros y frescos, con un color más estable, además, se puede usar en la carbonatación del vino

CO₂ sólido (Hielo seco)

Enfría las uvas durante el transporte a la bodega o durante la trituración y el prensado, para evitar la oxidación y la fermentación temprana no controlada

Oxígeno

En la producción de vino blanco (sin uso de SO₂), hiperoxigenación del mosto antes de la fermentación. Microoxigenación para mejorar el color en la producción de vino tinto

Dióxido de azufre

Protege contra la oxidación causada por las propias enzimas de la uva, reduce el crecimiento de bacterias y levaduras no deseadas al tiempo que permite el desarrollo de las levaduras beneficiosas, influye en el sabor y ayuda a conservar los aromas; contribuye al desarrollo del buqué de los vinos de reserva, mejora la producción de las añadas maduras y la coloración por la disolución de la piel de la uva.

Soluciones