Animated loader dots14ComingSoonAnimated loader dots
Large Aluminum Steel Rolls in the factory

Sensor de densidad de gas

Para una medición in situ precisa y económica de los gases presentes en diversas aplicaciones de tratamiento térmico de metales

Pregunta al experto

Carlos Merello
Carlos Merello

Responsable de Segmento

¿Por qué es necesario controlar la atmósfera protectora?

Las atmósferas no reactivas más sencillas para el procesamiento térmico de un metal o material son un gas inerte puro o el vacío, pero ninguno de los dos ofrece protección contra trazas de impurezas como el oxígeno, el agua y el dióxido de carbono, que están casi siempre presentes en la atmósfera del horno de tratamiento térmico.
El problema de las trazas de impurezas se agrava a medida que aumenta la temperatura. Dependiendo del proceso y el material, incluso pequeñas variaciones en la temperatura o el nivel de impurezas pueden convertir una atmósfera reductora o neutra en una una oxidante, con un impacto negativo en la calidad de las piezas tratadas.
Para contrarrestar el efecto de la temperatura, se pueden añadir reactivos (H2 y CxHy) con el objetivo de eliminar las impurezas y mantener el potencial necesario para el material que se está procesando. Los sistemas de control cada vez son más utilizados para regular la cantidad de reactivos añadida. Sin embargo, garantizar un control adecuado no es simplemente cuestión de instalar equipos complejos; también requiere un conocimiento preciso de qué variables deben controlarse y cómo de cerca debe estar el control en cada caso.

Ver más

Monitorización con sensor de densidad de gas de la zona caliente de la atmósfera de nitrógeno-hidrógeno

En el horno de sinterización, la medición y el control continuos de la atmósfera del horno son cada vez más importantes para mejorar la calidad, reducir los costes y cumplir los requisitos normativos. Medir continuamente el punto de rocío y la concentración de hidrógeno da al operador del horno la capacidad de conocer con mayor precisión la composición de la atmósfera del horno y el patrón de flujo. Carburos Metálicos ha desarrollado un nuevo sensor de densidad de gas y lo ha implementado con éxito para la medición de la concentración de hidrógeno en la atmósfera de nitrógeno-hidrógeno de la zona caliente.